Bienvenidos a Valle de Bravo

Valle de Bravo es el principal polo turístico del Estado de México, y está ubicado a 156 km al suroeste de Ciudad de México. Recibe su nombre por San Francisco del Valle , santo patrono local, y por el general don Nicolás Bravo, hombre de confianza de don José María Morelos y, años después, comandante de la defensa heroica del Castillo de Chapultepec, durante la Invasión Estadounidense.

 

El principal atractivo de Valle de Bravo es el extenso lago artificial donde se llevan a cabo una gran variedad de deportes acuáticos, entre los que destacan la pesca deportiva (trucha arcoiris, tilapia y carpa de Israel), las regatas de veleros y el esquí acuático.  Se encuentra muy cerca de la ruta de la Mariposa Monarca, a la que puede observarse migrando, por miles, a fines de noviembre y a mediados de marzo.


 

 

 

 

 

 

 

 

El pueblo en sí es famoso por su arquitectura típica, tradicional de la época colonial y atrae a innumerables visitantes. Está situado entre montañas boscosas, por lo que  los paseos a caballo por la zona y las caminatas (hiking) son populares entre los visitantes, pues estas actividades permiten admirar inigualables vistas del poblado y su entorno, incluyendo su majestuoso lago. Se ha constituido en un centro de fama internacional para la práctica del vuelo libre en parapentes, paragliders y hangliders de alas en delta, así como de ciclismo de montaña, motociclismo de campo traviesa y equitación. Además, cuenta con tres campos profesionales de golf de dieciocho hoyos y un sinnúmero de excelentes restaurantes de comida lo mismo típica, que internacional, italiana o francesa. También tiene un activo comercio, con tiendas de arte, artesanía y artículos de decoración.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En Valle de Bravo es muy fácil encontrar diversión para la noche. Existen numerosos bares, que ofrecen un ambiente cálido y con música viva. También hay lugares más propicios para bailar y escuchar la música que ofrecen los DJ's vallesanos.

Cada año, en la primavera, se celebra el Festival de Música y Ecología con muestras internacionales de baile folclórico, danza, teatro y exposiciones de fotografía y cortometrajes, entre otras actividades. Igualmente famosos son las Ferias de Mayo, cuando los indígenas de la zona se reunen en la cabecera para festejar a sus santos, y el tradicional Festival de las Almas, en Día de Muertos.

Por todos estos atractivos, Valle de Bravo fue designada Ciudad Típica en 1971 y Pueblo Mágico en el 2005.